¿Para qué sirve una funda dental?

Tendríamos la posibilidad de determinar una funda dental como una prótesis dental fija que se ubica encima de los dientes. Así, se va a poder corregir numerosos puntos estéticos del mismo como tiene la posibilidad de ser su forma. Es un procedimiento muy habitual, sin embargo, frecuentemente los pacientes lo confunden con las carillas dentales. La primordial distingue subyace en que las carillas solo cubren una sección del diente en tanto que las fundas cubren el diente al terminado. Además se distinguen en sus circunstancia, dado que las carillas se usan en la parte de adelante en tanto que las fundas se colocan en los molares y en los premolares, oséa, en la región posterior, dado que estos sufren un más grande desgaste y las fundas con más resistentes que las carillas.

Las fundas dentales, por consiguiente, se usa para asegurar dientes que quedaron debilitados, asi sea por una caries grave o por una endodoncia. La confusión con las carillas dentales se propicia por dado que las fundas vienen a arreglar los inconvenientes para los que una carilla resulta ineficiente.

Hay distintos tipos de fundas dentales, cada cual se ajusta mejor a la circunstancia que se pretenda solucionar. Las fundas dentales más corrientes son las de porcelana pura, cerámica, circonio y metalcerámica.

Las fundas de cerámica no tienen dentro metal, lo cual las hace estéticamente más agradables y te van a permitir conseguir una sonrisa impecable, pero son menos resistentes que las de metal o circonio, siendo su ajuste algo más complicado.

Las fundas de circonio por el opuesto proponen una enorme resistencia y enormes resultados estéticos, siendo su primordial problema dado que no son tan baratas como el resto, pero sin lugar a dudas son las superiores.

Terminando, las fundas de metal-porcelana se fabrican sobre una composición de metal a la que se superpone la porcelana. Su problema primordial es que la retracción de la encía hace dado que se deja al descubierto la parte de metal, lo cual afea mucho la sonrisa. Son por consiguiente menos estéticas que las otras dos.

Agregar que, una cuarta categoría serían las fundas de composite. Son las más baratas pero las menos resistentes. Son una satisfacción temporal, por lo cual no es favorable su uso para poder resultados a la larga.

¿Para qué sirven las fundas dentales?

Las fundas dentales tienen numerosos objetivos, el primero remarcar la estética de los dientes y, por lo tanto. Mejorarla sustancialmente. Comunmente, cuando unicamente se quiere esta optimización se usan las carillas. Sin embargo, las carillas no gozan de la misma versatilidad de las fundas, dado que algunas veces es imposible colocarlas. Es por esto que las fundas dentales tienen la posibilidad de solucionar los mismos inconvenientes que las carillas. Por otro lado, aceptan solucionar más inconvenientes que los que resuelven las carillas, de manera más servible. Ejemplos de los inconvenientes que tienen la posibilidad de solucionar las carillas son los siguientes:

  1. Reemplazar dientes: si hay una sepa de un diente, con la colocación de un implante dental y una funda que lo recubra vamos a poder arreglar el inconveniente.
  2. Refuerzo del diente: si el diente es reducido o está muy debilitado, se puede ubicar una funda para hacer mejor el aspecto del diente y conseguir un diente más fuerte.

Con las fundas dentales vamos a poder hallar una sonrisa impecable. Además tienen la posibilidad de ser útil para sustituir fundas dentales antiguas.

¿Cómo se ponen las fundas dentales?

El trámite de colocación de una funda dental es subjetivamente simple. Hablamos de ubicar un diente postizo terminado sobre el diente natural, de esta manera tendríamos la posibilidad de decir que lo reemplaza. Sin embargo, para su colocación, resulta primordial limar el diente natural para achicar su tamaño y que así se logre ubicar la funda.
Se tomarán moldes de los mismos para crear fundas en el laboratorio. Una vez fabricadas se unirán a los dientes naturales fijándose poderosamente a ellos. Así, nuestro diente va a mejorar claramente su apariencia.

Ventajas de las fundas dentales

La primordial virtud de las fundas dentales sobre las carillas es que las primeras cubren todo el diente, en tanto que las últimas solo cubren la parte de adelante. Le dan, además, una fachada muchísimo más natural que las carillas.

Las fundas son muy resistentes, más allá de que hay que indicar que no duran para toda la vida. Las de metal son las más resistentes, pero por el opuesto son las menos estéticas.
Ofrecen algunas desventajas como que necesitan un precaución particular y no masticar comestibles pegajosos. Pero salvo que seas un dependiente a los chicles, te compensará la optimización estética, dado que esta es sorprendente.

En conclusión, las fundas dentales resultan ser una enorme satisfacción para inconvenientes estéticos. No tienen que confundirse con las carillas estéticas, dado que estas últimas solamente tienen la posibilidad de colocarse en la parte de adelante. Las fundas dentales se configuran como una muy buena opción para poder resultados estéticos de una manera ligera y con un precio que no es para nada alto.
Debido a la excelencia de sus materiales, las superiores fundas son las de circonio gracias a que proponen una enorme resistencia y son las fundas que superiores resultados estéticos ofrecen.

Deja un comentario

Call Now ButtonLLAMA YA